Agentes humectantes, componentes cruciales

  • Whastsapp

Agentes humectantes, componentes cruciales de los programas de mantenimiento integrado del césped

Cuando sube la presión en torno a los presupuestos de mantenimiento de los campos de golf o cuando se debe lidiar con climas dispares, la selección y el uso de agentes humectantes como parte de los programas de gestión integral del césped es cada vez más importante. Con la percepción de que en el norte de Europa se sufren veranos menos calurosas o secos, con más lluvias en verano, los agentes humectantes pueden considerarse que no son esenciales en estas regiones. Sin embargo, la realidad es que estos deberían seguir jugando un papel muy importante en la preparación de superficies deportivas de calidad y su gestión. En las zonas mediterráneas el uso de este tipo de humectantes es crucial para el manejo de las superficies deportivas tanto en verano como en invierno.
Las construcciones dominadas por la arena y el fácil drenaje que resulta tan importante para facilitar el juego durante todo el año, facilita las condiciones para que aparezcan suelos hidrofóbicos (repelentes al agua). Además, las grandes cantidades de arena que se utilizan sobre las superficies existentes al tratar de gestionar la acumulación de materia orgánica presenta el mismo problema. Por otro lado, con el recorte de agua en algunas zonas y la nueva tendencia a restringir los aportes de riego, los beneficios potenciales de los agentes humectantes no pueden ignorarse.
Los agentes humectantes son surfactantes, un tipo de compuesto químico diseñado para producir un cambio físico en la superficie de los líquidos. En pocas palabras: reducen la tensión superficial del agua. Se utilizan distintas clases de productos químicos surfactantes en la fabricación de agentes humectantes que producen diferentes formas de acción. En general, estas formas de acción pueden agruparse en agentes humectantes de «verano», utilizados fundamentalmente para la conservación del agua y para prevenir el desarrollo de la mancha seca hidrofóbica, y los de «invierno» que se utilizan para aumentar el movimiento del agua, especialmente la infiltración y la penetración hacia zonas más bajas. Existen más productos especializados que también están disponibles para ayudar a la dispersión del rocío, que el agua avance a través de sales (lavado de sales) y para tratar la mancha seca de forma curativa. Entender la forma de acción del agente humectante es esencial para seleccionar el producto correcto para la tarea que debemos llevar a cabo y por el tipo de suelo que se vaya a tratar.
¿Cuándo se debe aplicar un agente humectante? Todo depende de lo que usted quiera conseguir. Para la gestión del césped en un green, en el que la uniformidad del césped, la alta calidad de juego y la finura de la superficie son esenciales, se recomienda la utilización de un programa para toda temporada que incorpore un agente humectante. Este tipo de programa proporciona un comportamiento óptimo al humectante, permitiendo la efectividad de la gestión del agua y controlando la mancha seca localizada asociada a una calidad del césped inconsistente. Este programa debería comenzar pronto, al inicio de la primavera con la primera aplicación en el mes de marzo. La mayoría de los productos están diseñados para ser utilizados de forma preventiva mensualmente. En general su efecto es acumulativo. Esto significa que el nivel de agente humectante en el suelo aumenta con cada aplicación. El objetivo es maximizar los niveles de humectante al hacerlos coincidir con la temporada más calurosa y seca del año (julio / agosto) para mantener un mejor equilibrio de aire y humedad dentro del suelo y que así el comportamiento del suelo y la salud de la planta resulten óptimos. Como resultado, el césped se desarrollará más fuerte y sano con un sistema radicular más profundo y de esta forma proporcionará la mejor superficie de juego y será menos vulnerable a las infecciones por enfermedades.
La utilización de un agente humectante de calidad en una estrategia programada a lo largo de la temporada proporcionará ventajas adicionales en construcciones dominadas por la arena, especialmente en la zona radicular. Estos productos mantendrán un nivel saludable de humedad en la profundidad del perfil superior, manteniendo la capa de materia orgánica más seca en la superficie pero reduciendo el lavado. Esto puede ser particularmente importante cuando la cobertura del suelo está restringida, especialmente en áreas con siembras recientes donde las semillas son vulnerables y susceptibles a las condiciones de calor y sequía. Además de proporcionar al césped acceso a suficiente humedad para que pueda crecer saludablemente, los ahorros económicos potenciales son significativos, especialmente cuando se depende de agua de consumo o reciclada.
Asimismo, cuando los anillos de bruja son un problema constante, las aplicaciones regulares de agentes humectantes pueden ayudar a prevenir su desarrollo y reducir la intensidad de su impacto en el césped cuando se utilizan asociados a aplicaciones de fungicidas, de forma que así la materia orgánica se gestiona con efectividad. Los anillos de bruja de tipo 1 causan los daños más intensos al césped y si se permite su desarrollo terminará matándolo, normalmente como consecuencia de compuestos hidrofóbicos liberados por el hongo que causa la enfermedad (basidiomicetos).
Los agentes humectantes también proporcionan mejoras significativas en la calidad del juego para que los campos cuenten con la ventaja competitiva que necesitan distintos deportes en estos tiempos económicamente tan competitivos. Esto se cumple especialmente en los greens y campos deportivos, en los que la superficie de interacción con la bola es tan importante. Cuando los niveles de humedad no son consistentes, las superficies pueden desarrollar baches y ser impredecibles con variaciones importantes del plano: una superficie donde no es agradable jugar. Un nivel más uniforme de humedad conseguido por aplicaciones regulares de agentes humectantes servirá para mejorar la consistencia del crecimiento del césped a través del mantenimiento de una superficie más suave, fiable y predecible que puedan disfrutar todos los jugadores.
Cada vez más los responsables del césped buscan agentes humectantes de penetración que se puedan utilizar durante el invierno o en temporada de lluvia. Su utilización se centra en una gestión del agua durante todo el año que ayuda a mejorar la superficie del césped. Durante los periodos más húmedos, las superficies de césped pueden saturarse y mantenerse así en el tiempo. Este es un problema por toda una serie de razones: reducción de la densidad del césped, reducción del enraizamiento, ratio de agua / aire pobre que produce condiciones del suelo anaerobias y reducción de la actividad microbiana, reducción de la descomposición de la materia orgánica, deformación en la superficie causada por el paso de personas y maquinaria, incremento de la susceptibilidad a las infecciones por enfermedades e invasión por musgo.
La acción de los agentes de penetración reduciendo la tensión superficial del agua ayuda a mejorar el movimiento del agua y estos pueden ser utilizados para mover el exceso de agua desde la superficie del suelo hasta el interior del perfil del suelo cuando se necesita. La ventaja máxima se conseguirá cuando se utilice en conjunto con la aireación de la superficie y la presencia de drenaje subyacente. Su utilización regular mantiene las superficies más secas y ayuda a mantener un equilibrio saludable de agua y aire en el perfil. Las ventajas serán un césped más fuerte y sano con un buen sistema radicular que es menos propenso a infecciones por enfermedades. Otros beneficios que proporcionan son una descomposición más efectiva de la materia orgánica y una superficie más consistente que cuente con una buena densidad de césped y menos musgo, hierbas o algas.
Los agentes humectantes no son tampoco la solución milagrosa que vaya a resolver todos los problemas y mejorar la calidad de juego por sí solo. Para obtener el máximo beneficio debería ser utilizado como parte de un plan de gestión integrado del césped que utilice con efectividad las aplicaciones de riego para reemplazar las pérdidas de agua por evapotranspiración. Estas pérdidas están asociadas a operaciones de aireación frecuentes a profundidades variables para mantener sano el ambiente que rodea a la raíz. Un higrómetro (WET SENSOR) de buena calidad es una herramienta de gestión agronómica excelente para cualquier responsable del césped, ya que le permite monitorizar los niveles de humedad del suelo. Estos instrumentos proporcionan una visión objetiva para una ciencia antes difícil, y permite una estrategia mucho más enfocada a objetivos de la gestión del riego y del agua, con la que ahora se puede controlar el agua hasta niveles que antes podían resultar peligrosos para la salud de la planta y con un gran énfasis en el riego manual.
En resumen, la gestión del agua utilizando las últimas tecnologías de agentes humectantes es una parte crucial de la estrategia integrada para la gestión de un césped de calidad. Existe una gran variedad de agentes humectantes disponibles en el mercado por lo que es importante conocer bien el producto que está comprando y asegurarse de que está diseñado para proporcionarle los resultados que desea. Esté preparado para realizar la aplicación inicial suficientemente pronto para optimizar las ventajas y ganar en calidad, siguiendo el programa recomendado en la etiqueta del producto. Cuando sea posible, utilice un higrómetro para ayudarle a tomar decisiones y ser flexible. No tenga miedo a hacer cambios en su programa de gestión del agua para proporcionar los resultados que necesitan sus superficies.