Almacenamiento y manipulación de fertilizantes

  • Whastsapp

Almacenamiento y manipulación de fertilizantes

Las áreas de almacenamiento contienen fertilizantes que deben ser almacenados y gestionados adecuadamente. Los riesgos asociados a las áreas de almacenamiento incluyen la liberación de nutrientes debido a envases rotos, dañados o con pérdidas; un descuido de la seguridad que conduzca a un uso irresponsable; la acumulación de materiales caducados que aumente el almacenamiento de cantidades excesivas de fertilizante, lo que incrementa innecesariamente el nivel de riesgo; y la combustión de componentes oxidantes en el fertilizante (por ejemplo, nitratos) debido a un incendio u otro desastre. Los fertilizantes pueden causar daños si llegan a ponerse en contacto con aguas superficiales o con acuíferos.

Por ello es primordial seguir un estricto control y verificar que se cumplen todos los aspectos relativos a almacenamiento, mediante una lista de verificación.

Lista de verificación: Almacenamiento de fertilizantes

  1. Utilice un edificio o un área dedicada al almacenamiento de fertilizantes. Esta zona debe estar apartada de oficinas, aguas superficiales, viviendas vecinas, zonas de almacenamiento de agua, separada de fitosanitarios y protegida del calor extremo y de posibles inundaciones. El área de almacenamiento debe tener un suelo impermeable con contención secundaria, lejos de material vegetal y de áreas de tráfico intenso.
  2. Mantenga el edificio o el área de almacenamiento cerrado con llave y señalizado claramente como área de almacenamiento de fertilizantes. Con carteles y letreros en las puertas y ventanas del edificio, se proporciona a los bomberos información sobre los fertilizantes y otros productos presentes durante una situación de emergencia ante un fuego o una fuga. Los extintores de incendios deben estar correctamente indicados y de fácil acceso, así como la información de contacto para casos de emergencia.
  3. Utilice palés para mantener los contenedores y/o big-bags separados del suelo. Los estantes que se utilicen para los envases más pequeños deben tener un reborde que evite la caída de dichos envases. Las estanterías de acero son más fáciles de limpiar que las de madera en caso de fugas.
  4. Cuando se almacenen ácidos, las áreas deberán tener suelos impermeables con todas las superficies con desagüe hacia un foso de neutralización, para poder hacer frente a cualquier fuga que pueda producirse. Los equipos de protección individual adecuados tienen que estar siempre disponibles. 
  5. Debe haber materiales de limpieza adecuados para fugas de líquidos (por ejemplo, materiales absorbentes) y sólidos (por ejemplo, pala, recogedor, escoba y cubos) disponibles en el área. 
  6. No debe haber comida, bebida, tabaco ni piensos para animales presentes en las áreas de almacenamiento que contengan suministros generales.
  7. Si tiene previsto almacenar tanques de gran capacidad, acondicione un área de contención suficiente como para confinar un 125 % de la capacidad del contenedor más grande. En caso de soluciones madre concentradas, se deben adoptar medidas de precaución especiales. Se debe utilizar una segunda barrera de contención. 
  8. Los sacos y las cajas de fertilizante deben abrirse con un cúter o con tijeras. Los envases abiertos deben volver a cerrarse y devolverse al almacén, donde deben guardarse en un lugar seco.
  9. Los fertilizantes deben volver a almacenarse en sus contenedores originales a no ser que estos estén dañados. Las etiquetas deben estar visibles y legibles. Los contenedores para comida o bebida nunca deben usarse para almacenar fertilizantes.
  10. El inventario debe actualizarse oportunamente cuando se incorporen o retiren productos químicos del almacén; los materiales deben tener fecha de entrada cuando se adquieren y de retirada cuando caduquen, según las últimas informaciones disponibles de las autoridades de protección del medio ambiente.
  11. Debe activarse un sistema automático de control de la temperatura y no debe haber fuentes directas de calor (ventanas soleadas, tuberías de vapor, calderas, etc.). Se debe asegurar la ventilación adecuada.
  12. Nunca se deben almacenar fertilizantes dentro de un pozo o en una instalación que contenga un pozo abandonado.
  13. Tenga disponibles accesos adecuados para las gestión y operativa logística propia del almacén (entregas, descargas, etc).