La mancha seca en el green, causas y soluciones

  • Whastsapp

La mancha seca en el green, causas y soluciones

Muchos responsables del césped han tenido malas experiencias con manchas secas que aparecen en los campos de golf durante los meses de verano. La utilización de agentes humectantes para tratar estas áreas se ha convertido en una práctica habitual en el mantenimiento del green del campo de golf. Sin embargo, es importante saber distinguir la mancha seca de un simple estrés por falta de humedad. 

La mancha seca se define como un área de césped que se seca y resulta difícil que vuelva a recobrar la humedad incluso aunque se apliquen grandes cantidades de agua. Se caracteriza normalmente por la presencia de suelos que repelen el agua. La causa original por la que el suelo se comporta como un repelente contra el agua suele estar ligada a la actividad de anillos de bruja, así como a la dispersión de materiales orgánicos en la zona radicular como parte del proceso natural de descomposición de la planta y su cambio de polaridad.

El estrés debido a la sequía del suelo es diferente, no se produce por la presencia de un suelo con propiedades repelentes al agua, sino que la falta de humedad es consecuencia de otros problemas del césped. Por ejemplo, la falta de cobertura en el riego puede producir manchas por estrés debido a la falta de humedad. Un enraizamiento pobre debido a diferentes razones puede ser otra causa del estrés por sequía, que se produce porque la planta no puede absorber el agua, aunque esta esté disponible en el suelo.

Muchos observadores estarán de acuerdo en que el problema de la mancha seca parece hoy más presente que hace 20 o 30 años, y una prueba de este fenómeno es el creciente número de productos de agentes humectantes que están disponibles en el mercado para combatir el problema. El número de agentes humectantes continúa creciendo cada año, pero hace no mucho apenas existían unos pocos que se usaban solamente en ciertas ocasiones o en las peores condiciones con suelos hidrofóbicos.

Se cree que actualmente hay más posibilidades de encontrar mancha seca localizada por diferentes razones. El efecto repelente al agua en la zona radicular ha estado siempre presente hasta cierto punto en los greens construidos sobre arena. Pero el problema se ha intensificado según se han ido modificando las características de la arena utilizada alrededor de la raíz y en superficie, incluyendo cada vez menos materiales de textura fina. Esto se ha producido tanto por el incremento del juego sobre nuestros greens como por el estrés al que es sometido el césped. Con el deseo de proporcionar superficies de alta calidad durante todo el año, las alturas de corte se mantienen bajas durante más tiempo y se realizan menos aportes de fertilizantes granulados y agua. Inevitablemente, esto tiene consecuencias sobre el césped y la zona radicular. Cabe señalar que los suelos con propiedades repelentes para el agua siempre continuarán siendo un problema significativo para la mayoría de responsables del césped en el futuro.

 

Figuras 1 y 2. Muestras de césped adyacentes tomadas de una mancha seca (izquierda) y normal (derecha).

 

 

 

 

Las investigaciones realizadas sobre la mancha seca y los suelos con propiedades repelentes han mostrado la presencia de material repelente al agua en la zona radicular. Estos materiales son compuestos grasos hidrofóbicos que pueden atacar a las partículas de arena de la zona radicular y que se comportan repeliendo el agua. Si se recoge una muestra de suelo de una zona con mancha seca o de un suelo con propiedades repelentes, este fenómeno se puede observar perfectamente. Se puede ver cómo el material es ligero, seco y se separa fácilmente (Figura 3). El enraizamiento se pone en peligro y el agua se queda en la superficie formando una capa. Mientras tanto el material sobre y bajo la zona seca puede ser muy receptivo al agua. La porción de suelo hidrofóbico normalmente es fácil de localizar.

Figura 3. Capa húmeda sobre un área de suelo hidrofóbico.

Si comparamos las partículas de arena tomadas de una zona hidrofóbica con arena de una zona de raíz sana y las observamos al microscopio electrónico, se pueden ver depósitos orgánicos adheridos a los granos de arena que se observan cuando la arena es hidrofóbica (Figura 4). Aunque puedan verse depósitos orgánicos en las partículas de arena de los suelos sanos, estos son mucho menores. Estos depósitos repelentes al agua han sido extraídos de la parte hidrofóbica de la zona radicular utilizando disolventes y se han analizado en el laboratorio. Se han identificado lípidos y grasas, que son conocidos por sus propiedades repelentes al agua.

 

 

 

 

 

 

 

Figura 4. Micrografía de electrones de arena que no se pueden humectar (izquierda), y electrones de arena que sí se puede humedecer (derecha)

El origen de estos lípidos y grasas que cubren los granos de arena es probablemente debido a múltiples causas. Sin embargo, existen evidencias importantes de que una actividad previa de anillos de bruja puede ser uno de los factores que intervengan, lo que se confirma cuando a veces en las manchas secas de los greens de golf pueden verse anillos y líneas en la superficie provenientes de antiguos anillos de bruja. También se puede observar cómo las muestras de césped que se recogen donde hay actividad de anillos de bruja y cuando se han incubado en condiciones de humedad, el micelio del hongo crece desde una capa en el suelo que se corresponde con la capa en la que se observa la arena más hidrofóbica.

La vinculación de la formación de mancha seca con la actividad de los anillos de bruja y la producción de sustancias repelentes al agua por los hongos de los anillos de bruja, se ajusta ciertamente con la experiencia de los responsables de césped del Reino Unido, pero es conveniente recordar que puede haber más condicionantes. El suelo repelente al agua existe en la agricultura y en las praderas naturales también aun cuando no se han encontrado anillos de bruja. También aparecen en otras situaciones como en frutales de cítricos después de los incendios. Otros estudios han indicado que los hongos de los anillos de bruja generalmente no tienen que ver con la formación de materiales repelentes al agua, sino que estos se han producido por la producción de ácidos orgánicos creados durante el proceso de descomposición natural en el suelo. Probablemente hay distintos factores que contribuyen a la aparición de estos suelos.