Solución integral en fertilización de maíz

  • Whastsapp

Solución integral en fertilización de maíz

Una buena estrategia de abonado con fertilizantes de liberación controlada nos ayudará claramente en la lucha contra las malas hierbas, proporcionándonos una buena implantación del cultivo y nos asegura llegar al final del mismo con el N necesario para aprovechar toda la capacidad productiva de nuestro maíz.

La apuesta de ICL para maíz, está basada en un concepto: optimizar, de ahí que hablemos de Agromaster Optimizado. Las tecnologías usadas en el cultivo de maíz son Poly-S y E-Max, para encapsular nitrógeno en forma ureica, lo que dará disponibilidad para la planta de las tres formas de N durante todo el ciclo del cultivo, pudiendo elegir la planta la más conveniente en cada momento, optimizando así sus recursos. A continuación, una breve explicación de su funcionamiento, de forma ilustrada.

 Principio funcionamiento tecnología E-Max

Principio funcionamiento tecnología Poly-S

Ventajas aplicación Agromaster Start Mini: Tenemos que tener en cuenta que, como nos comentan muchas de las empresas que comercializan herbicidas, hay que luchar contra estas malas hierbas resistentes desde varios enfoques y, uno de ellos, es la fertilización localizada en la siembra, poniendo en ventaja la semilla de maíz sobre el resto de semillas de malas hierbas presentes en la parcela. Si realizamos abonados a toda la superficie, sin localizar el fertilizante, estamos favoreciendo la proliferación de estas malas hierbas sobre nuestras parcelas. Lo más indicado, por tanto, es fertilizar y nutrir el cultivo que vamos a implantar y que este sea el que reciba el mayor aporte de nutrientes.

La idea básica de Agromaster Optimizado es usar las materias primas de la manera más eficiente posible con la mejor tecnología de liberación controlada, así como con la formulación de fertilizantes con la mayor cantidad posible de unidades fertilizantes por tonelada, lo que queremos almacenar, transportar y repartir en nuestras fincas son minerales que alimenten a nuestro maíz, y no materia prima con apenas aporte de nutrientes.

La tercera pata para la optimización es la fabricación a medida del fertilizante más adecuado según las analíticas de cada finca, a continuación, podemos ver un esquema con las características de nuestra solución para el maíz.

Pero siempre tenemos las mismas preguntas que nunca terminan de responderse y al final se terminan haciendo los mismos errores todos los años. Por ello debemos realizar algunas aclaraciones a las preguntas que año tras año nos formulan: ¿Qué tipo de fertilizante usar?

Tipos de fertilizante localizado para usar en las siembras

Desde ICL Specialty Fertilizers nuestra recomendación es utilizar un fertilizante de siembra de forma localizada, junto a la semilla, y que este fertilizante tenga una parte del nitrógeno y fósforo de forma controlada, lo que denominamos “Fertilizantes de Liberación Controlada”. Es muy importante que el nitrógeno nos dure, y también, que el fósforo aplicado no se bloquee en el suelo por un pH elevado. Para ello ICL cuenta con la tecnología E-Max, específica para el encapsulado de nitrógeno, y la tecnología Resin, que nos permite encapsular el MAP (fosfato monoamónico). Ambas tecnologías son la clave para que la liberación controlada de estos nutrientes sea eficaz y duradera.

Recomendamos utilizar formulaciones altas en nitrógeno y fósforo del tipo:

  • Agromaster Start Mini 21-21-5+Mg de 2-3 meses de longevidad.
  • Agromaster Start 23-23-5 y Agromaster Start 25-25-5 de 2-3 meses de longevidad, con el nitrógeno y el fósforo parcialmente encapsulado, para evitar su pérdida y bloqueo en el suelo.

Para suelos sin problemas de potasio, podemos utilizar formulaciones tipo Agromaster Start 21-35-0.

Dosis que debo aplicar

En el caso de los fertilizantes de liberación controlada y aplicados de forma localizada tipo Agromaster Start, podemos reducir las dosis de los 50 hasta los 30 Kg/ha, algo muy importante a la hora de controlar la eficiencia y eficacia de un fertilizante de siembra.

Aplicar estas dosis bajas en siembra. Es una forma de mejorar el medio ambiente y sobre todo evitar la contaminación de las zonas ya vulnerables.

Tipos de Agromaster Optimizado para una sola aplicación

Desde ICL Specialty Fertilizers apostamos por dos líneas de trabajo:

- Por un lado, una gama  con las formulaciones que consideramos más adecuadas para el maíz en nuestros suelos, siempre con  tecnología de liberación controlada E-Max/Poly-S y con la mayor cantidad de unidades fertilizantes por tonelada posible. Así evitamos usar cargas no útiles para nuestras plantas.

            Formulaciones Agromaster Optimizado:  30-11-11, 30% LCN con E-Max

                                                                        35-16-0, 30% LCN con E-Max

                                                                        30-10-10, 30% LCN con Poly-S

- La segunda línea de trabajo es la fabricación a medida del Agromaster Optimizado más adecuado para su finca, para ello apostamos por un servicio personalizado con visitas de nuestros ingenieros previa realización de analíticas y confirmación de cita con nuestro distribuidor en la zona.