Frondosas

La diversidad de especies forestales que incluye el grupo de frondosas permite pensar en especies que se adaptan a distintas estaciones. Este grupo incluye especies como el abedul, el aliso, el fresno, el castaño, el cerezo, el nogal o el roble; son las de mayor interés en silvicultura forestal. Otras frondosas usadas en zonas de valle o zonas de ribera son el chopo o la haya y presentan una gestión que puede ser muy distinta pues las condiciones y los factores a tener en cuenta difieren considerablemente. Cada región y para cada especie hay un objetivo o interés diferente en su explotación desde la producción maderera, producción de frutos, a la repoblación forestal por motivos paisajísticos o medioambientales y promovido por entidades públicos o por los propietarios privados. Esta diversidad se extiende también a las masas forestales que forman en el entorno forestal y a la estación en la que se desarrolla cada especie. Aspectos cada vez más relevantes se consideran en silvicultura donde la investigación identifica aspectos limitantes para una explotación sostenible como son vigor y aptitud, clones resistentes a enfermedades como podredumbres que afectan a las raíces o los chancros a la corteza de los troncos. También se han desarrollado programas de mejora genética, que permiten disponer de datos específicos referentes a las densidades de plantación, tipo de poda y otras prácticas culturales. En general, el mejor desarrollo se produce en condiciones climáticas no extremas ni en temperatura ni en pluviometría. Si bien existen especies que resisten las bajas temperaturas, suelen ser muy sensible a heladas tempranas (otoñales) y tardías (primaverales). La pluviometría requerida suele ser alta y fraccionada a lo largo del año, pues no soportan sequías extremas mientras que un exceso de lluvia o humedad promueve la aparición de enfermedades. Por ello, e igual que otras especies forestales, las frondosas prefieren suelos ligeramente ácidos, profundos, fértiles y bien drenados. Suelos excesivamente arenosos pueden presentar deficiencias nutricionales especialmente en fósforo y potasio. El desarrollo sobre suelos calcáreos suele estar limitado a algunas especies más tolerantes o a regiones con precipitaciones que permiten el lavado de la cal activa y una mayor disponibilidad de otros nutrientes.

Agroblen 11-21-9+6MgO | 8-9M

11-21-9+6MgO

Agroblen 11-21-9+6MgO es un fertilizante de liberación controlada de NPK totalmente encapsulado, diseñado para cultivos de mediano a largo plazo. Tiene suficientes nutrientes para alimentar a la planta durante su ciclo de cultivo de entre 8 y 9 meses. Este aporte continuo de nutrientes provoca un crecimiento extraordinariamente uniforme del cultivo. 

Leer más

Agroblen 9-20-8+3MgO | 8-9M

9-20-8+3MgO+0.1B

Agroblen 9-20-8+3MgO+0,1B es un fertilizante de liberación controlada de NPK con boro totalmente encapsulado, diseñado para cultivos de mediano a largo plazo. Tiene suficientes nutrientes para alimentar a la planta durante su ciclo de cultivo de entre 8 y 9 meses. Este aporte continuo de nutrientes provoca un crecimiento extraordinariamente uniforme del cultivo.

Leer más